Caricare documenti e articoli online  
INFtube.com è un sito progettato per cercare i documenti in vari tipi di file e il caricamento di articoli online.
Meneame
 
Non ricordi la password?  ››  Iscriviti gratis
 

La adivinación a través del tiempo

finanze


Inviare l'articolo a Facebook Inviala documento ad un amico Appunto e analisi gratis - tweeter Scheda libro l'a yahoo - corso di



ALTRI DOCUMENTI

LA FINANZA PUBBLICA
Ramòn del Valle-Inclàn y el esperpento
OBBLIGAZIONI
AZIONI
IL BILANCIO DELLO STATO (artt. 81, 75 ,100 cost.)
L'INTERVENTO PUBBLICO IN ECONOMIA: DIFETTI E LIMITI
Методика оценки кредито&
Методика оценки кредито&
CONTRATTI BANCARI

 

La adivinación a través del tiempo

Desde el tiempo más antiguo, el hombre fue atraído por la magia, el poder de

conocer el futuro y entonces por la adivinación.

La palabra adivinación procede del latín e indica un acto, una acción o un ritual

para interrogar a una divinidad para conocer los secretos del pasado, del presente y del

futuro y para conseguir instrucciones sobre el comportamiento de tener en una

circunstancia particular.

Los ritos eran desenvueltos según procedimientos definidos para obtener signos



interpretables en modo cierto, sin ambigüedades.

Este carácter técnico de los ritos no permite incluir, en la historia de la adivinación,

los profetas, que no basaban las predicciones sobre la observación de signos buscados

con métodos empíricos, sino se abandonaban a una inspiración que nacía durante la

oración o la meditación.        

De todos modos, en todas épocas, la consultación de oráculos o adivinos tuvo

mucha importancia: entre los miembros de las comunidades nacieron unos individuos

que detenían el poder de predecir el futuro y descubrir el oculto: en las varias

sociedades, estos oráculos tuvieron nombres diferentes, pero todos tenían que ser

mediadores entre el hombre y la divinidad, para conocer el pasado, el presente y el

futuro a través del contacto de la inteligencia humana con el sobrenatural.

En la antigüedad, como podemos ver también el los poemas épicos, los reyes, nunca

tomaban una decisión importante (como podía ser el empiezo de una guerra) sin

consultar a un oráculo y sin una clara lectura de los signos que los dioses les enviaban.

En esas épocas, en efecto, era muy importante conocer el avenir, saber lo que los dioses

reservaban a los hombres y tener una guía de seguir en cada acto de la vida humana.

Esta actitud derivaba de la inmensa e indiscutible fe que ellos tenían en sus dioses, que

creían hubieran el poder sobre todo el mundo y todos los hombres.

Además, pensaban que no fuera posible que ellos negaran, a quien intentaba volverlos

propicios, un consejo, una seña que les encorajara a una empresa ya empezada o les

quitara de otra que querían empezar. 

Por esta razón, los oráculos desenvolvían un rol central sea para las instituciones, que

para la cotidianeidad de cada persona y eran estimados y respectados.      

El oráculo, en la adivinación directa, establecía el contacto con la divinidad a

través de la oniromancia (adivinación a través de los sueños), la nigromancia (arte de

evocar revelaciones de las almas de los muertos) o estados de trance; en la adivinación

indirecta, interpreta el comportamiento de animales y fenómenos naturales considerados

posibles mensajeros del mundo sobrenatural a través de la aruspicina (inspección de las

vísceras de los animales), la ornitomancia (estudio del comportamiento de los aves),

interpretación de sueños y visiones, espejos mágicos, la bola de cristal (considerada la

forma más noble y rara), la bibliomancia (interpretación de mensajes celados en algunos

libros, sobretodo la Biblia), la numerología (estudio de los números), la quiromancía, la

cartomancia, la lectura de las hojas de te, la lecanomancia (observación del hondo de

una jofaina o de un frasco que contiene aceite, agua, piedras,...) y el lanzamiento de las

suertes (tarjetas).             




Entre paganos, hebreos y los primeros cristianos, la adivinación era muy legada a la

religión. 

En el curso de la edad media, en toda Europa se difunde la creencia en la

brujería: sostenida por leyendas y supersticiones populares, era acompañada por ritos

paganos, a veces reelaborados a la luz del cristianísimo, y por prácticas mágicas, que

recorrían a hierbas medicamentosas. Aunque las leyes no lo permitían, estos rituales

eran muy radicados en las campañas y los casos de represión severa fueron raros hasta

el siglo XII.

Las cosas cambiaron cuando, en el curso del siglo XIII, empezaron a considerar la

brujería como obra del diablo y a creer en el "sabba", reunión periódica de brujas y

brujos caracterizada por ritos orgiásticos, homicidios rituales y actos de adoración de

Satanás.

A la mitad del siglo XIV, llegaron a identificar la brujería como una forma de herejía,

de la cual se ocupó la inquisición. 

Las represiones llegaron a ser más duras en el siglo XV, por la aprobación de una bola

papal (1484), y duraron por más de dos siglos.

Las motivaciones de estas represiones son, por un lado, la iglesia, que temía el

nacimiento de corrientes heréticas, por otro, a menudo los procesos tenían razones

económicas, porque la condena llevaba al expropio de los bienes, intereses políticos y

deseos de venganza personal.        

Las brujas eran sometidas a violencias físicas y psicológicas y condenadas a la hoguera.

Decir que la adivinación es sólo un junto de actos supersticiosos a través de los

cuales se presupone de conocer el futuro, es muy superficial, porque, puesto que no

podemos afirmar que existe una relación directa entre cada práctica adivinatoria y las

modernas búsquedas científicas, algunos ramos de nuestro saber provienen de la atenta

observación y reflexión sobre la natura: de la atención prestada a los movimientos

astrales, nació la astronomía; la meteorología hunde sus raíces en la adivinación basada

sobre presagios conectados a fenómenos atmosféricos; los estudios anatómicos tuvieron

origen en las disecciones de animales hecha con fin adivinatorio; los debatitos sobre el

origen y el significado de los sueños concluyeron, al final del ochocientos, en las

geniales intuiciones de Sigmund Freud.

           

Entonces, tendríamos que decir que la adivinación en el interpretación simbólica

de fenómenos naturales o de combinaciones casuales de signos, basada en la creencia de

poder descubrir cosas desconocidas por medio de un rito mágico o religioso.







Privacy

Articolo informazione


Hits: 15198
Apprezzato: scheda appunto

Commentare questo articolo:

Non sei registrato
Devi essere registrato per commentare

ISCRIVITI

E 'stato utile?



Copiare il codice

nella pagina web del tuo sito.


Copyright InfTub.com 2019